CARTAS


AMAS Y SUMISOS
Como respuesta a la entrada que habéis publicado con el título de AMA CABREADA quiero decir que soy sumiso y es posible que esa ama tenga razón y que haya muchos sumisos que sólo quieran que el ama los castigue o humille como a ellos les gusta pero que se resistan a obedecer al ama en lo que no les gusta.
Es posible que los sumisos tengamos muchos defectos o que, como dice el ama, seamos un poco farsantes, pero, ¿y las amas?
Yo llevo varios años buscando ama a través de contactos de revistas y de Internet y también tengo que decir que las amas me han decepcionado. Es muy difícil encontrar un ama, y las que encuentras o son unas gilipollas que quieren vacilar y no tienen ni idea o sólo quieren dinero (esclavos monetarios, como dicen ellas).

La última con la que contacté ya era la hostia, me ordenaba que cada mes le ingresase dinero en su cuenta y a cambio ella me daría el peor de los castigos, no poder verla ni hablarle. Nuestra relación se reduciría a eso, a que yo le ingresase en la cuenta, 150 € la primera semana de cada mes, excepto en junio y diciembre, que tenían que ser 300, y alguna cantidad extra si decidía castigarme, y a cambio ella, si le apetecía, me llamaría algún día por teléfono para ordenarme algo, ya que un perro como yo no tenía derecho a verla ni hablarle.
Yo le preguntaría a esa ama cabreada, vale, algunos sumisos quizá sean farsantes, pero, ¿y a esas amas cómo las definiría?

PRÉSTAMO DE SUMISOS
Me llamo Ángela, tengo 22 años, y escribo por el testimonio GOZAR CON UN SUMISO.
Me ha encantado la idea de tener un sumiso prestado para usarlo una tarde a mi antojo, sola o con mis amigas, y luego devolvérselo a su ama.
He puesto un anuncio y el resultado ha sido cero. No es que no haya tenido respuestas, pero eran o de sumisos que se ofrecían directamente o de un par de amas que me los querían alquilar.
Por supuesto dije que no. Ni quiero pagar ni quiero contactar directamente con sumisos, pues, como explicaba claramente en el anuncio, quiero que tengan un ama con la que tratar personalmente para al terminar de divertirme con ellos devolvérselo y no tener ningún compromiso.
Si la chica que os ha enviado el testimonio GOZAR CON UN SUMISO puede ayudarme os agradecería que le deis mi correo.
A mí me gusta azotar. Me pone atar a un tío y darle con un cinturón hasta que tenga roja la espalda y grite. Por supuesto también lo usaría sexualmente, aunque aún no he pensado cómo, pero lo que más me pone es lo de los azotes.
Saludos y un latigazo en los huevos a todos los sumisos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Angela soy sumiso sin ama si cambias de opinión y coges sumisos solos estoy dispuesto a obedecerte en todo no te arrepentirás.
Ernest